1 DE ABRIL DÍA DEL CÍNICO


Alfonso Castillo Garzon
Defensor de Derechos Humanos
+57 3102125193
twitter:@castilloalfo
skipe: hojasuelta1

En nuestro país han establecido días para conmemorar o celebrar todo tipo de situaciones y homenajes, Así; Se celebrar el día de la secretaria, del Carpintero y zapatero, se conmemora el día de los amigos y de los niños y niñas, incluso se conmemora con justo reconocimiento el Día Internacional de la lucha de las mujeres el 8 de marzo y también el día internacional de los trabajadores el 1 de Mayo y el día de la dignidad de las víctimas el 9 de abril,  con todo esto, me he visto animado a proponer que se conmemore a partir de este año, el “1 de abril como el día nacional del cinismo”


El diccionario define cinismo cómo  “Persona que se  comporta mal, sin avergonzarse, ni disimularlo

Cómo es de público conocimiento, el primero de abril el expresidente Uribe y algunos de sus secuaces, están convocando  una jornada nacional de protesta contra la corrupción, así mismo el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa en otro de sus despropósitos de gobierno ha declarado que a partir del 1 de abril aumenta la tarifa del servicio de  Transmilenio y sistema integrado de transporte de Bogotá.

De qué otra manera podría denominarse sino de descarado, una marcha convocada por toda clase de delincuentes, entre los que se encuentran, paramilitares confesos, funcionarios que se robaron el erario público, utilizaron los cargos para beneficios personales y familiares y desde el poder ejercieron todas suerte de prácticas criminales para beneficiar a sus amigos y cómplices, los cuales se encuentran privados de la libertad, justamente por haber sido encontrados responsables de tales prácticas delincuenciales.


Es justo denominar cínico a un gobernante, que cuenta con los más bajos niveles de popularidad entre la ciudadanía,  que se atreve a aumentar las tarifas de un servicio público de transporte, que es pésimo. Transmilenio y el SITP   son un auténtico robó a la ciudadanía, su servicio tanto en la frecuencia de despachos,  como en la calidad del transporte que se ofrece es muy malo. Al mismo tiempo que se favorece con un sistema de contratación a la empresa privada, mientras, qué el compromiso del distrito es asumir todos los costos de la operación y el desarrollo de la actividad empresarial.

Claro que hay justeza para protestar por la corrupción que se da en el país y en el distrito capital, pero esta protesta no puede ser liderada, ni más faltaba, por quienes han demostrado claramente su efectiva participación en prácticas de corrupción. Lo que le corresponde al pueblo indignado es organizar protestas sistemáticas de movilización ciudadana, qué expresen la inconformidad con el desgobierno y la desfachatez. Es la hora de derrumbar a los falsos Mesías, es la hora de dar  un aviso contundente a los gobernantes que se alejan de los intereses sociales y populares para favorecer a unas pequeñas minorías.

El pueblo colombiano NO puede salir a las calles este 1 de abril, a respaldar una marcha contra la corrupción liderada por los ladrones, ese día en cambio es para que organizar y fortalecer procesos de educación popular y resistencia ciudadana, es un día que se puede aprovechar el favor de la construcción de la paz con justicia social, que puede ser aprovechado para realizar jornadas masivas de recolección de firmas para el proceso de revocatoria del alcalde Enrique Peñalosa. Deberíamos aprovecharlo para agitar a través de las redes sociales la declaratoria del “1 de abril como el Día Nacional del cinismo”.

Bogotá 30 de marzo 2017.


Entradas populares